Resumen de nuestra segunda velada

¡¡Buenos días!!

Como ya viene siendo habitual, nuestro Catartesano volvió a llenarse. Asistentes que quieren disfrutar de una velada en torno al vino, su cultura, sus sensaciones, su maridaje.

Pasadas las ocho de la tarde del pasado viernes, Miguel y Pilar de El Mantel de Noa, tomaron sus instrumentos para comenzar a deleitarnos con sus ritmos tradicionales traídos hasta el Espacio Lagares. Pilar comenzó a acariciar del arpa, de la que sacó sonidos a los que poco a poco Miguel fue acompañando con otros. De pronto, fuimos transportados hasta lugares lejanos.

Pero esta sesión fue especialmente internacional ya que, tras la primera de las melodías, Juan Carlos Sancha nos envió un vídeo desde Siena. Como no pudo estar acompañándonos, decidió brindarnos con su presencia gracias a las nuevas tecnologías y, de esta forma, contarnos de primera mano sus vinos y su experiencia. Tras su intervención desde la Toscana, Carles nos presentó el primero de los vinos: Ad Libitum Tempranillo blanco. Junto a él, Pedro Cárcamo en pantalla (ya que tampoco pudo acompañarnos), nos mostró cómo había creado la suculenta tapa: codorniz escabechada.

Fue el momento de volver a disfrutar de la música del Mantel de Noa; uniendo gastronomía, vinos y música, creando aquello que buscamos en Catartesano.

La velada fue transcurriendo, llegando a un momento interesante en el que se presentaron unos vinos que interesa destacar. Se trata de Ad Libitum Monastel de Rioja. Seco y astringente y con solo 600 botellas producidas en cada añada; se trata de cepas muy concretas que se han ido recuperando ya que se encontraban a punto de la desaparición. Para él, Tastavín tenía también un pincho especial que darnos a probar, se trata de un bocadito de queso. El mantel de Noa volvió a acariciar el arpa y la gaita, para hacernos disfrutar del sentido del olfato, gusto y oído.

Para concluir, el último de los vinos fue Peña el Gato. De él, ya os habíamos contado lo importante que es: con sus 93 sobre 100 puntos que Andreas Larsson le otorgó. Para él ya no hubo ningún bocado que probar; ya que sus sabores a regaliz y fresas eran el postre perfecto. Mientras, Miguel y Pilar siguieron ofreciéndonos sonidos de todo el mundo que recogieron en este espacio. Flautas y acordeones que cerraron entre fortísimos aplausos.

Y a vosotros, ¿qué os pareció la velada?

Pronto, os iremos contando más sobre los invitados de este próximo viernes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: